API CSIC

You are here: Inicio

API acaba con una discriminación de los Sindicatos del CSIC

E-mail Imprimir PDF

La ASOCIACIÓN DE PERSONAL INVESTIGADOR DEL CSIC tiene la satisfacción de informar a todo el personal del CSIC de que, tras años de perseverante e incansable actuación, los demás “sindicatos” del Comité de Acción Social han puesto fin al atropello discriminatorio que se empeñaron en mantener, ¡y justificar!, año tras año, violando la legislación vigente y desoyendo las razones alegadas por nosotros.

Durante años y años, prefirieron seguir perjudicando premeditada y conscientemente al personal prolonga su trabajo tras los 65 años, porque sólo afectaba al personal investigador.

 

Nunca tuvieron empacho, estos “sindicatos”, en castigar al trabajador que ejercía su derecho a continuar trabajando más allá de los 65 años. Le privaban de una gratificación de 1600 € que, arbitrariamente, entregaban sólo a los trabajadores que se jubilaban a los 65 años, porque esa medida sólo afectaba al personal investigador, que es el único que solicita esa prolongación..

De nada sirvió que se les dijera año tras año que eso era una discriminación por una condición personal o social, prohibida por el art. 14 CE, porque sólo la aplicaban a los trabajadores que en el ejercicio de su derecho decidían seguir trabajando cinco años más, y que era una discriminación a los investigadores.. Pero ellos, aunque conscientes de que teníamos razón, tenían los votos y por eso no dudaban en producir este atropello discriminatorio.

Su actitud irracional de atropello de los derechos de los trabajadores, al fin y al cabo éramos investigadores, llegó al paroxismo de la irracionalidad. Durante esos cinco años los investigadores atropellados contribuían a incrementar el fondo de Acción Social (¿) del que, por tanto se benefician todos los trabajadores del CSIC, excepto ellos, pese a ser los que más contribuían.. Curiosamente decían esos “sindicatos” que ese atropello lo hacían en nombre de la solidaridad.

Tampoco les importaba, el objetivo era atropellar los derechos del trabajador investigador, la incongruencia que ese atropello producía a escala nacional. Estos trabajadores investigadores, al trabajar durante cinco años más, dejan de percibir su pensión de jubilación. Además de tener un tope, con lo cual recibimos menos de lo aportado “en nombre de la solidaridad”; durante esos 60 meses incrementamos en más de 140.000 €, unos 25 millones de pesetas, los fondos de la Seguridad Social saneando su situación con lo no percibido. Es una cantidad superior a la que aportan muchos trabajadores tras toda una vida de cotización; algo que beneficia a todos los trabajadores del país.

Nos felicitamos del fin de este atropello practicado en descrédito de lo que es verdadera solidaridad entre los trabajadores. Algo distinto a esa fraudulenta “solidaridad discriminatoria” practicada por esos “sindicatos” que dicen que representar los intereses de los trabajadores. Ojalá este sea el primer paso para dar fin a todos los comportamientos poco éticos que aun mantienen.

Mientras, tanto, si eres investigador, incorpórate a la ASOCIACIÓN DE PERSONAL INVESTIGADOR DEL CSIC. Y si no lo eres, cuando lleguen las próximas elecciones recuerda que si “quien hace un cesto hace un ciento,” quien discriminó una vez no dudará en discriminar un ciento de veces si de ello saca ventaja aunque para ello tenga que atropellar tus derechos.

Nosotros, la ASOCIACIÓN DE PERSONAL INVESTIGADOR, somos gente decente. Nunca hemos discriminado a nadie; nunca lo haremos. Es una cuestión de principios éticos.

Alfonso Vázquez